14987513927470La Costa Daurada ha logrado posicionarse en los últimos años como el destino idóneo para el turismo familiar.

«Hemos trabajado mucho en esta línea», asegura Marta Álvarez, gerente de la Federación de Turismo de Tarragona (FEHT), quien se muestra muy optimista de cara al verano que viene: “Está siendo un año muy bueno; si todo va bien llegaremos a la cifra récord de 2006, con más de 21 millones de pernoctaciones“.

Este verano, la guinda la pone el nuevo parque temático Ferrari Land en Vila-seca y Salou (Tarragona), dentro del complejo PortAventura World Parks & Resort, que espera atraer a cinco millones de visitantes durante 2017. De momento, el complejo ya registra incrementos de “dos dígitos” respecto a los datos de 2016, cuando cerró con más de cuatro millones de asistentes.

La gran estrella de Ferrari Land es el Red Force, el acelerador vertical más alto de Europa (112 metros) que acelera de 0 a 180 km/hora en cinco segundos y permite experimentar fuerzas de 4G similares a las que siente un piloto en un monoplaza de F1. Según el director general de PortAventura, Fernando Aldecoa, este nuevo parque debe abrir la puerta a mercados como Italia, Alemania, Países Bajos y el área nórdica de Europa.

«El 80% de las personas que nos visitan son familias», abunda Aldecoa. Un dato rotundo -en 1995, año de su apertura, representaban el 42%- que confirma el auge y la consolidación de la Costa Daurada en este segmento. También ayuda la amplia oferta hotelera del parque -con establecimientos temáticos ambientados en el far west o en el Caribe de cuatro y cinco estrellas- , y la pequeña Italia construida en Ferrari Land, con la veneciana plaza de San Marcos, el David de Miguel Ángel o la fábrica de Maranello.

La receta para que la Costa Daurada se convierta en el destino familiar por excelencia ha sido doble: se han dedicado más de 100 millones de euros en reformar y acondicionar hoteles, apartamentos y establecimientos y se ha revertido gran parte de la tasa turística en promocionar la zona. “Es un ejemplo de éxito de colaboración público-privada”, señala Giovanni Cavalli, director general de la cadena española Oh!Tels Hotels&Resorts, uno de los buques insignia de la Costa Daurada con resorts en Salou, Comarruga, L’Ampolla y El Perelló.

Hay que tener en cuenta que éste es uno de los destinos preferidos de los turistas españoles, que representan el 50% de sus visitantes.

Ahora, el siguiente objetivo es “desestacionalizar” el turismo poniendo especial énfasis en los deportes -especialmente los náuticos-, la oferta gastronómica de la zona y el atractivo del glamping, el camping de lujo. Cambrils cuenta con varias estrellas Michelin entre sus restaurantes y se posiciona como el referente culinario del litoral tarraconense, mientras que la zona del Priorat es una de las regiones más en auge en la elaboración de vinos premium con DO.

De alojamientos destaca el Playa Montroig Camping Resort, por ejemplo, con bungalows de alta gama a sólo 70 metros de la playa. De hecho, las pernoctaciones en los campings de la demarcación se han disparado un 48% en los últimos ocho años.

Fuente : El Mundo